30/6/16

Al desmantelado agujero del infinito cosido de polvo


El Fuego Hacia la Luz


El Poeta y el Tiempo 

V

A la ceniza,
a los famélicos crisantemos,
al agua de un mar estancado
que soñó con ser algo más que alberca.
Al eco de otra realidad,
a un sueño extinguido;
al atardecer de una visión
que se derrama sobre el asfalto.
A un zapato viejo y gris,
al trueno enmudecido,
al desmantelado agujero del infinito
cosido de polvo;
a un grito que no tiene
giro postal en la luna,
a la concesión de los espectros,
al invierno loco,
al amor,
cabalgando hacia el último verso imposible.
A este cielo que, hace tiempo,
decapitó sus estrellas.
A la desproporción del carrusel
pervertido,
que gira y se diluye hacia la nada.
Adiós.
Firmado: el sentido.

Izara Batres



Sitio web:

17/5/16

Homenaje a Manuel María en el día de las Letras Galegas


Os prados
 
 
Pola beira do Miño, ai, meu amor,
e aló pola Rigueira e Pastoriza,
que grandes son os prados entre bidos
de cabeleiras de ouro tremelosas.
Que ledo vai o río patuxando
e como se remansa e se demora
por entre os prados verdes silencioso!
A i auga é moura e case non se move
por entre as sombras de ouro da ribeira
que estremelan moi finas raioliñas.

 Manuel María


Sitio web:

6/5/16

Yo he visto el primer recodo del frío, al final de una calle de Nueva York


El fuego hacia la luz 

 IV

Yo he visto atardeceres nubosos
como el halo del deseo
en una fugaz respiración de invierno.
He contemplado cómo una mirada
puede ensordecer
la ira del clima.
Y tus manos han acariciado, numerosas veces,
esta pátina del olvido
que ofrece un vulgar otoño.
O el primer recodo del frío,
al final de una calle de Nueva York.
Te quiero porque te vuelves rojo cuando el aire
ha exhalado el último hilo de niebla,cuando ya no quedan heridas,
y el cielo apaga el vendaval del mar,
tras la búsqueda.
He amado muchas veces tu espléndida frente recia
que no naufraga,
el nuevo estallido de las espinas.
Por esto y por otras cosas,
porque he visto caer el telón
sin que el mundo se despierte y pueda ver la obra,
amo tu sinfonía al vaivén del fragor desordenado.
Cuando la última estrella ha puesto en el rosado crepúsculo
un poco más de fantasía.

Izara Batres



Sitio web:

24/2/16

Tengo un país que me duele en todo el cuerpo

Roque Dalton “GarCIA”


 Tengo un país que me nace en cada herida, 
/que me duele en todo el cuerpo.
Miro al cielo y lo reconozco en mis ojos.
Un país que un día me abandonó
pero que me acompaña a cada paso.
Su recuerdo se hace cicatriz sobre mi piel.
¿Lo podías sentir, amor, lo podías tocar 
/cuando rosabas mis labios con tus dedos?
No, no podías. Te pasaba lo mismo que a mí:
Estiro mis brazos, le llamo, pero él se va.
Es su soledad la que me pesa.
Tengo un país que me duele en todo el cuerpo
un país que después de golpearme varias veces
hoy por fin me mata.

Omar Garzón


Sitio web:

13/1/16

Mujer ciudad, que callas y agonizas




EL POETA Y EL TIEMPO

III

Ciudad mujer, luna encinta,
hilo azabache de la montaña,
tienen tus calles de luz azul
una llama noctámbula.
El cielo susurra secretos
de no sé qué instantes
a tus almenas apuntadas.
Sobre la tierra de entraña caliza,
las naves ancladas,
gimen enfebrecidas.
La piedra alojó el beso del sueño.
Y un rumor errante de primavera
ha traspasado el corazón de tu estatura,
ha prendido el otro lado de la esfera,
te ha florecido,
como el estallido del nardo
bajo tu dulce doble rivera.
Mujer ciudad, que callas y agonizas,
al final de otro laberinto de arena;
y despiertas y no eres tú,
y guardas, siempre, el eclipse de la luna
en las caderas:
haz de tus senderos una rosa y una espina
y grita más fuerte,
con esa armonía de luz que te regaló el tiempo.


Izara Batres 




Sitio web: