27/8/11

Indiferencia, transformación


Hoy acepto la alegría.
Hoy, la persistente niebla
que posada, yacía
sobre mi cabeza,
me ha dejado
en un soleado día
de la fértil primavera.
“Hoy me siento encima
de las nubes,
para ver pasar aviones
cargados de maletas,
observando a los pasajeros
atascados en su destino,
cariacontecido yo
por tanta indiferencia”