14/9/11

Arde el cielo


El cielo está rojo,
víspera de desgracia.
Los perros no ladran,
los gatos sueñan con princesas.
La gente pasa,
yo me quedo en casa.
La gente me sonríe,
con cara de chiste,
y yo sentado,
me encojo de brazos.

Sintiédolo mucho,
me quedo con lo puesto,
unos dirán; ¡está jamao!
¿que hace este tío disfrazao?