5/9/11

Cuesta abajo


Y ahora dudo
de todo lo que existe.
La seguridad
que me embargaba
hace cinco segundos
se ha convertido
en niebla triste,
incómoda y espesa,
y yo en un vagabundo.