7/9/11

Elefante de gemidos



Cien palabras,
elefante de gemidos.
Cien palabras,
asesinato sin testigos.
Cien palabras, diez palabras,
una palabra, cero.
Cero palabras es la respuesta
para salir del laberinto.
Las palabras aturden al alma,
la enfrían, la enturbian, la desvelan.
Las palabras mecen al ciego, en la noche,
consiguen que se entretenga.
Menos palabras y más...
estos puntos suspensivos
serán lo que tu quieras.
Convierte pensamientos
en acciones bellas.
Condena al fracaso
el origen de tus penas.
Convive con mendigos,
seduce a las princesas
que anidan en tus sueños
como "simples" barrenderas.
Conviertete en silbido,
transformarte en tormenta,
y destroza a los inacabados
con el don de tu certeza.