27/9/11

Pienso, luego...




Pensar en que pensar,
pensar por pensar.
Pensar porque estoy triste,
o quizás,
¿por qué estoy triste?.
Pensar en mi alegría,
o romper, mañana es otro día.
Pensar si te doy un beso,
o tal vez, si te niego una mirada,
dudar si te digo que te quiero,
por creer que tu ignorancia
es mi fuente de deseo.
Por creer que tu ignorancia
es mi fuente de desasosiego.