19/10/11

Afuera llueve por Carlos Regalado


Afuera llueve,
es el típico chaparrón,
así me encuentro ahora
guarecido en mi habitación.
Necesito hablar de cosas
transcendentes, constantemente,
ya no se bromear, ni reir,
ni llevarme bien con la gente.
Convierto me envidia
en crítica hacia las personas,
envidio todo aquello que poseía,
todo lo perdido con la aurora.
Y así van pasando mis días,
con sus correspondientes noches,
buque que arremete con su ira,
experto en el arte del reproche.
Deseo que llegue la anarquía
a mi mundo cargado de resortes,
insurgencia en los semáforos
que controlan mi horizonte.