15/11/11

Poesía fraternal

-- La lluvia ha vuelto a aparecer
en ésta tarde tibia,
inaugurando un fresco anochecer
¡único en su abrazo!,
como todos los que lo precedieron,
una hoja pretende levitar
al ver lo inevitable
olvidándose de la gravedad
desciende cerrando los ojos
no queriendo entender su
final.
La lluvia se ha ido hace un tiempo
ahora busca su sitio y
desea que este sea la mar... --


Miguel Regalado Merodo .8-7-2004.