13/3/12

Realidade Cero con Santiago Niño Becerra

 Políticos, deudas, responsabilidades y banqueros.

Algunas cosas de las que dijo el Sr. Presidente del Baco de Santander, S.A. el pasado Martes 31 no han gustado a los políticos, concretamente aquella a que los políticos habían tenido más responsabilidad que los bancos en la formación de la bola de fuego que se nos ha venido encima. Bien, pues ese no gustar se ha transformado en reacciones, como la del Sr. Ministro de Hacienda.
Dijo el Miércoles el Sr. Cristóbal Montoro: “Algunos políticos tuvieron más responsabilidad que otros. (...) Algunos de los que habitaban esta casa antes del cambio de Gobierno” (El País 02.02.2012, Pág. 20). Pero ... el “España va bien” fue pronunciado en 1996 y en 1998 fue promulgada la Ley del Suelo a cuya sombra ‘España siguió yendo bien’; y el mismo Sr Montoro fue Ministro de Economía desde Abril del 2000’ por lo que contribuyó a que ‘España siguiera yendo bien’.
Pienso que el actual Sr. Ministro de Hacienda, si acepta responsabilidades de los políticos en la llegada de esa bola de fuego se olvida las de algunos. Mal, muy mal.
El Sr. Alfredo Perez Rubalcaba -recuerden: Gobierno inmediatamente anterior- pienso que, también el Miércoles, tampoco aclaró demasiado cuando comentó las referidas cosas. “Si algo ha pasado en estos tres años es que hemos tenido una crisis financiera, fruto, entre otras cosas, de la falta de reglas de un sistema financiero internacional que ha acabado en una economía de casino que estamos pagando entre todos”. (Misma fuente anterior).
Pero eso que hemos tenido fue lo que permitió crecer, enormemente, luego, ¿se creció gracias a que no hubo reglas en el sistema financiero internacional?, ¿se creció debido a que se operó como se opera en un casino?; entonces es lógico lo que ha pasado, ¿no?: cuando el recorrido de la falta de reglas se ha agotado y cuando las fichas para apostar se han acabado, se terminó el crecimiento.
Todo el mundo tuvo la culpa de lo que pasó, ya conocen mi postura, pero si hablamos de responsabilidades pienso que dos de los actores que han actuado en este escenario lo han sido especialmente: quienes se endeudaron y los reguladores de los distintos países que veían el sesgo que iba tomando la situación.
Quienes se lanzaron de cabeza hacia la deuda, y da igual si eran empresas, familias o ayuntamientos, o Estados o regiones, no consideraron su capacidad futura de generación de ingresos para hacer frente a sus deudas. Y en el otro extremo los Bancos Centrales miraron para otro lado cuando vieron las tasas salvajes a las que estaban creciendo los créditos concedidos.
Ya lo hemos dicho, repitámoslo: la verdad, la única verdad, es que si los demandadores de crédito no se hubiesen lanzado como lobos sobre unos dineros que les eran prestados mientras los reguladores meditaban, ¿en qué?, el crecimiento no hubiese sido lo espectacular que ha sido ni ‘el mundo habría ido lo bien que fue’.
No le demos más vueltas, no hay más. Crecimos como crecimos porque se hizo lo que se hizo. La culpa es de todos o de nadie; la responsabilidad, pienso, sobre todo de algunos. Los políticos, todos, pudieron haber hecho otra cosa distinta a la que hicieron, como másotros, pero a costa de no crecer. ¿Quién hubiese entonces querido eso?.
Pero por favor, pelotas fuera, no.

El Estado español va a realizar préstamos a las entidades financieras que lo necesiten. Pregunta: ¿ha realizado el Estado español un estudio de las dificultades que para devolver esos préstamos pueden tener algunas entidades que los soliciten?. Otra: ¿ha tenido en cuenta el Estado español qué hacer en el caso de algunas entidades financieras no puedan devolver los préstamos que soliciten?.

Reflexión: En el pasado Enero el desempleo registrado ha aumentado, pero hay un dato brutal que se difunde muy poco: la evolución de la afiliación a Seguridad Social. En Enero, este registro ha experimentado un descenso de 283.700 personas, lo que es una enormidad. Cabría estudiar dónde se halla esa población activa: en el desempleo, en la economía sumergida, enquistada en el desánimo, 12.895 por día teniendo en cuenta fiestas y vacaciones.

Ya sabrán: el Dr. Fabià Estapé falleció el Miércoles. Del profesor Estapé recuerdo un símil que utilizaba en ocasiones: ‘el espectro del gasógeno’. Con él hacía referencia a los peligros que acechaban a la muy joven economía española de los 60 que la podían hacer retroceder a aquella época oscura y de privaciones sin cuento de la postguerra en la que quienes pudieron acoplaron a un automóvil una caldera que quemaba cualquier cosa que ardiera y que utilizaba el hidrógeno que la combustión generase como combustible de automoción. ¿Estará ahora agazapado el espectro del gasógeno en la sobra de esta crisis?.



Sitio web:
http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/politicos_deudas_responsabilidades_y_banqueros