15/4/12

Realidade Cero con Moisés Romero

La Eurozona desangelada (de Merkel) y España en el centro de la diana. La próxima en caer

La Eurozona zozobra y España, en el centro de la diana. España  podría ser la próxima economía de la zona euro en caer por culpa de la "mala gestión" de la crisis de deuda liderada por Alemania, según afirma "The New York Times" en un editorial titulado "Una sobredosis de dolor", en el que reclama un mayor apoyo al crecimiento y menos medidas de austeridad. El diario estadounidense considera que no es necesario llegar a esta situación, pero cree que esto podría ocurrir a menos que la canciller alemana Angela Merkel y sus aliados políticos dentro y fuera del país reconozcan que ningún país puede pagar sus deudas "asfixiando el crecimiento económico". En su opinión, la austeridad, la "cura prescrita" por Merkel para todo, no está funcionando en ninguna parte. Así, remarca que, después de semanas de calma engañosa y a pesar de las inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), los países han vuelto a la recesión, el paro está subiendo y las previsiones de déficit están empeorando. "Los mercados de deuda están especialmente nerviosos por España e Italia, dos de las mayores economías de Europa", añade. En la misma dirección se expresa el semanario británico 'The Economist' al apunatar que los temores en torno al impacto en la economía de la situación de la banca española y del rigor de los planes fiscales del Gobierno, junto con el fin de los efectos de las inyecciones del liquidez del Banco Central Europeo, han vuelto a elevar la prima de riesgo de España, por lo que no descarta que finalmente el Ejecutivo español tenga que recurrir al fondo de rescate para recapitalizar los bancos españoles.
En el caso de España, "The New York Times" recuerda que está "sacudida" por una tasa de desempleo cercana al 25%, pero cree que podría alcanzar "niveles más altos de miseria" por la austeridad recogida en los presupuestos presentados por el Gobierno español después de que la Unión Europea (UE) rechazara sus peticiones para una mayor flexibilidad fiscal.
El diario considera que los objetivos de déficit del 5,3% para 2012 y del 3% para 2013 son "probablemente inalcanzables", incluso si cumple de forma rigurosa su "duro presupuesto", ya que las previsiones más optimistas esperan que la economía española se contraiga casi un 2% este año.
"Y cuanto más se contraiga el PIB de España, más caerán los ingresos, requiriendo unos mayores recortes presupuestarios. Se trata de un ciclo destructivo siempre a la baja", alerta.
"The New York Times" cree que, dado que cada economía europea tiene problemas diferentes, necesitan diferentes remedios. En el caso de España, la deuda del sector público es de las más bajas, pero tiene que reducir la deuda privada lastrada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, que hizo además que los bancos recurrieran al apoyo del Gobierno.

Las malas medidas de Rajoy
En su opinión, al no contar con buenas opciones para lograr reducir el déficit, Rajoy ha propuesto una serie de "malas medidas", como recortar la inversión pública necesaria para mejorar la competitividad, las políticas activas de empleo o la sanidad y la educación. "Estafar a la fuerza de trabajo de mañana para pagar por la burbuja inmobiliaria de ayer no tiene sentido económico", defiende.
En esta línea, considera que estos "dañinos recortes" podrían haberse evitado si Merkel y sus socios hubieran reconocido que restaurar la competitividad del débil Sur de Europa requiere "más inversión en reformas y crecimiento y una focalización menos obsesiva en la aritmética del déficit a corto plazo".
El semanario británico 'The Economist' ha apuntado que los temores en torno al impacto en la economía de la situación de la banca española y del rigor de los planes fiscales del Gobierno, junto con el fin de los efectos de las inyecciones del liquidez del Banco Central Europeo, han vuelto a elevar la prima de riesgo de España, por lo que no descarta que finalmente el Ejecutivo español tenga que recurrir al fondo de rescate para recapitalizar los bancos españoles.
En un artículo titulado 'Después del subidón de azúcar' en el que analiza la reciente evolución de la prima de riesgo de España, 'The Economist' señala que España e Italia no podrían vivir con los actuales costes de endeudamiento a menos que sus economías mejoren de forma "espectacular", por lo que considera que deberían buscar ayuda fuera. Sin embargo, ve complicado que el BCE lleve a cabo una nueva subasta de liquidez a largo plazo tan pronto, por lo que podría retomar las compras de bonos soberanos en los mercados secundarios, una medida que también incrementaría la preocupación de los inversores sobre una subordinación del BCE en el caso de una reestructuración de deuda.
En este sentido, apunta que España podría ofrecerse para el tipo de programa de apoyo que Grecia, Portugal e Irlanda ya han firmado, pero advierte de que los problemas de Italia no son mucho menores y el "escaso" fondo de rescate no podría extender un rescate a ambos países durante mucho tiempo. Ante esta situación, 'The Economist' considera que un escenario más probable es que España se vea finalmente forzada a recurrir al fondo de rescate europeo para recapitalizar sus bancos, lo que a su vez podría reducir la presión sobre su coste de endeudamiento soberano.
Efectos de la subasta del BCE
Por otro lado, 'The Economist' señala que los efectos en los mercados de deuda soberana de los dos subastas de liquidez a tres años celebradas en diciembre y febrero por el Banco Central Europeo (BCE) ya se han desvanecido, y las primas de riesgo de España e Italia ya han vuelto a subir, aunque añade que los "pasos en falso" del Gobierno español tampoco han ayudado.
"Debajo de todo esto se encuentran unos temores más profundos en torno a los heridos bancos españoles, al rigor de los planes fiscales del Gobierno y al impacto de ambos en una economía ya debilitada", señala.
Así, recalca que algunos analistas afirman que en el momento que el BCE dejó de dar liquidez a los bancos se redujo el número de compradores de deuda pública y, dado que hay pocos más compradores de bonos comprometidos más allá de las entidades bancarias, el mercado volvió a apostar a que los diferenciales volverían a subir. "En mercados con transacciones ajustadas, los precios de los bonos pueden dispararse de repente si solo unos pocos inversores se asustan y empiezan a vender", explica.
El "torpe" manejo de los presupuestos
A este respecto, subraya que algunos inversores se habrían visto persuadidos a vender por el "torpe" manejo del presupuesto para 2012 de España, en referencia al retraso para después de las elecciones locales en Andalucía y Asturias, al cambio de los objetivos de déficit o, según un economista español, a las contradicciones entre los ministros de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristobal Montoro.
Aún así, el semanario británico cree que España tiene problemas más graves que los "mensajes confusos", como el excesivo gasto mostrado por las comunidades autónomas o la recesión económica, que podría verse agravada por el esfuerzo para reducir el déficit en 3,2 puntos porcentuales. Además, apunta que la reforma laboral será beneficiosa para la economía con el tiempo, pero no ahora mismo.
En su opinión, a esto hay que sumar que las preocupaciones por los bancos españoles ha empeorado las perspectivas aún más, debido al "desordenado final" del 'boom' inmobiliario y de la construcción. "Los inversores temen que el Estado tenga que recapitalizar los bancos de España", agregó.



Sitio web:
http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/La_Eurozona_desangelada_de_Merkel_y_Espana_en_el_centro_de_la_diana_La_p