11/8/12

Realidade Cero con Begoña Leonardo

 Se vende

 

Lo primero que vendió
fue su cuerpo,

pensó, que al fin y al cabo

sólo era carne.

Su alma, permanecía a salvo.

No le dolió.

Ella, que sabía de hambre

de enfermedades trasatlánticas

de penas en el corazón

y en todas las canciones escuchadas.

No desgastaría su tiempo en lamentos.


Después, quiso vender su coche

nadie, que sabia de su atento acento

subiría en él.


Cuando salió aquella mañana

y regreso sin pelo

la miré con una ternura infinita.

La melena que lucía

le recordaba la niña que había muerto,

ya no le quedaba nada.



Desde que vendió su alma

no necesitaba trotar

su cabello en las esquinas.



Sitio web: