8/4/13

Realidade Cero con Ulises Paniagua

 
Juguete chino

Mira la caja. En el interior esconde otra más pequeña. Dentro de ésta última, una aún más reducida; y así se presenta ante nosotros una sucesión interminable. De pronto se cierne el hermetismo. La última caja –apenas un átomo- marca un alto. Se defiende. Advierte que no hay camino más allá.

Algo sucede. Muta. Surgen de ella historias diversas, poderosos eventos que se magnifican, se repliegan, se retratan; palabras que se revelan ante el asombro del lector. Entonces, sobre esa indivisible medida, sobre el pequeño caudal de ficciones (no por pequeñas menos prodigiosas),  se cierra una caja más grande; y sobre ésta, otra,  y otra más.

En el reverso de la moneda, en el sentido opuesto a las manecillas que precisan la contemplación del tiempo, una multiplicidad de historias va conteniéndose  a sí mismas hasta que, al llegar al punto de partida, la última caja  (quiero decir la primera) se abre, se alarga, se convierte en una masa elástica y, en un impulso incontenible, se propaga al infinito.
 
 Ulises Paniagua 
 
 
 
Sitio web: