25/10/13

Carlos Regalado nos cuenta una historia de princesas y mendigos


La princesa y el mendigo

Luna llena,
tú iluminas mi camino.
Luna llena,
tú me iluminas y yo te miro.
No dejemos que nubes negras
se interpongan en nuestro destino.
No dejemos que las demás estrellas
nos confundan con su brillo.
Relación eterna, es la nuestra.
Relación que en verdad
no necesita de un sentido.
El pensamiento nos arrastra,
nos envuelve en su torbellino.
¿Que son cinco años para una princesa?,
¿que son cinco años para un mendigo?.
La vida es adentrarse en el océano,
unos días calentará el sol,
otros, sólo se sentirá el frío.