7/1/14

Ulises Paniagua cuenta hasta siete

 
 VII
 
Cualquier ácida luna, uno da cuenta
-mientras flamean los néctares de lo inasible-
uno da cuenta de los ajados cuervos del fosco minuto
-sin estridencia ni histriónico timbrazo-
 
Uno se percata de que las carnes florecen en concéntrico espasmo
ensanchan las canas y enllaguecemos
hacia adentro
 
Esa fecha se comprende el sabor a duelo
el responso que agita los vapores del alma:
la claridad sin sobresalto, el amor entre ojales zurcidos
veteranía del cuerpo en compás de mullida agitación:
los pulmones aspiran polvo sacro desde los turbios caminos
 
Cualquier luna
uno entiende que la contemplación, la permanencia y el reposo
no son aquellos romos rostros que habitan 
lo estático
 
Ulises Paniagua
 
 
 
Sitio web: