17/2/14

Antonio Gacía Vargas cerró la puerta

 
 Los versos que escribiéramos un día

Y cerré a cal y canto nuestra vieja ventana,
aquella, sí, 
¿recuerdas?,
la del color azul.
Dos postigos azules, cual fieles centinelas,
tras los que respirábamos, al runrún de las horas,
la pasión condenada, estirando los versos
de imposibles poemas.
Después, la letra negra se apoderó del texto,
sucumbieron los cuerpos, el tuyo se hizo tierra
y yo me hice madera; postigo que se cierra
al azul de otros días, desquiciado ante el féretro
donde yacías tú, cubierta por los versos
que escribiéramos juntos
aquel día.
 
Antonio García Vargas
 
 
 
Sitio web: