20/3/14

Carlos Regalado nos cuenta como Verano siente la belleza


 Verano frente a su ser

La belleza que contiene una semilla.
Brotes de ámbares espontáneos
que se acurrucan a la sombra de una sombrilla,
ante la atenta mirada del verano.
Riégala, riégala sin miedo ni sospecha,
dale todo lo que tú mismo mereces,
y recoge lo sembrado antes de que la brecha
que no paró de sangrar, inunde su vientre.
Verano recoge sus bártulos de fuego
y ardiendo recorre los prados verdes,
los pajarillos se esconden al verlo,
pero cabizbajo, Verano se siente solemne.
Su fuego despierta a la vida que bosteza,
piensa mientras camina lentamente.
Lento avance para un puzzle de piezas
que lo rigen todo desordenadamente.

Carlos Regalado



Sitio web: