6/5/14

El Vecino del Cuarto se colma de pacienca poética


Paciencia poética


Sus besos son  como un leve aleteo
de los sueños más perseguidos
como el rumor del viento cubierto de algodón
como el azúcar envuelta en toda la canela del universo
y van adentrándose entre los pliegues de la imaginación
y el aliento de la madrugada.
Sus besos abren una ventana en el muro de los silencios
y cuando se convierten en palabra
saltan a las hojas para acomodarse como versos eternos. 

Sus besos, imaginados, siempre imaginados
caminan como gigantes entre los gigantes
invisibles entre las gentes de las ciudades
arropados por las partituras milenarias
escritas en el invisible mundo de los tiempos imaginarios.

Sus besos, son imposibles entelequias
que perseguiré por los siete mares
más allá de las lunas lejanas
dibujadas en papel de seda
en noches de insomnio.

Atrapar tan sólo uno de ellos me vasta.

El Vecino del Cuarto



Sitio web: