19/8/14

Ya no desfilan las viejas maletas de madera de nuestros padres




Austerlitz´60

 YA no desfilan las viejas maletas de madera de nuestros padres.
Menos aún las de los turcos que llegaron antes.
El hall inmenso se vistió de modernidad con el sudor de ellos.
De ellas.
De todos nosotros.
El Bulevar del Hospital llevaba sueños arriba y abajo
cuando la noche engullía la pobreza heredada.
Las viejas maletas se contaban historias de castillos y fantasmas
mientras guardaban secretos en sus vientres con olor a romero,
a olivo, a tomillo y a lana tejida por manos arrugadas.
Y añoraban cielos abiertos y soles cálidos.
La Gare de Austerlitz es el monumento a los que pudieron llegar
y a los que se quedaron en el camino.

Mayusta



Sitio web: