28/1/15

Su risa era la risa del viento


Llanto de hombre

Miraba con ojos de alba pura

y su sonrisa era la de un niño,
su alma blanca como armiño
con la pena se torno oscura.


Su risa era la risa del viento
agitando su negra cabellera,
vino la noche aunque no quisiera
y su alegría se tornó lamento.

Un amor le entró por derecho
haciendo su latido tembladera
y fue su más alegre primavera
sembrando de pasión su pecho.

Bebió boca el néctar del beso
y fue el veneno de su ceguera,
otro le arrebató lo que suyo era
y con sangre se hizo preso.

Se apagó su risa y universo,
le daba igual donde vivir muriera,
eterno gris donde su alma lloviera
la sal amarga de su tormento.

Clotilde Román





Sitio web: